Ascensores sin foso: ¿cuándo deben tenerlo y por qué?

Si has escuchado alguna vez hablar de los ascensores sin foso o con foso reducido, te habrás preguntado cuándo puede un ascensor prescindir de este elemento, y cuáles son las condiciones. A continuación, aprende todo lo que necesitas saber sobre los ascensores sin foso.

Ascensores sin foso: ¿qué es el foso?

El foso de un ascensor hace referencia al espacio necesario que se halla en el hueco inferior para garantizar que, siempre que el elevador se encuentre en la planta más baja, quede a nivel del suelo. A la hora de estudiar las circunstancias que envuelven el foso de un ascensor, se deben contemplar, sobre todo, dos factores esenciales:

  • Normativas de seguridad. Cada ascensor está sujeto a un tipo de reglamento en función de sus características. Si hablamos de los ascensores tradicionales, la ley señala que cuando el ascensor está en planta baja debe mediar una distancia mínima de seguridad, de ahí que el foso sea imprescindible en la mayoría de casos. Así pues, esa distancia quedará establecida en alrededor de 1,2 metros de profundidad. Existen excepciones que pueden disminuir esta cifra, alcanzando los 45 o 50 cm. de profundidad. Para ello, se ha de llevar a cabo un estudio de viabilidad y acometer todas las medidas de seguridad oportunas. Cuando se trata de ascensores unifamiliares, es sin embargo habitual que el foso sea muy reducido o que no exista, lo que explica su baja velocidad.
  • Necesidades de fabricación e instalación de los ascensores. Tanto la cabina del ascensor como su chasis tienen unas dimensiones concretas, de manera que si no se contara con un foso el elevador quedaría un escalón en la planta baja, algo absolutamente inviable.

¿Cuándo debe haber foso?

Los ascensores unifamiliares pueden carecer de foso o tenerlo reducido. En este último caso, su distancia puede hallarse entre los 10 y los 25 centímetros de profundidad. Los que no presentan ningún tipo de foso operan mediante un funcionamiento neumático, por lo que no precisan de sujeción de la cabina o chasis.

Si necesitas ascensores sin foso, en Multielevación tienes una amplia variedad a tu servicio. ¡Contáctanos!