Salvaescaleras: así es la silla para subir y bajar escaleras

En aquellos edificios sin ascensor, un salvaescaleras o silla para subir y bajar escaleras se convierte en la mejor opción para que las personas mayores o personas con movilidad reducida (que no vayan en silla de ruedas) puedan llegar a todas las plantas del edificio con total seguridad. Una silla para bajar escaleras o subirlas es un artefacto ideado para que todas estas personas puedan subir y bajar las escaleras de un edificio sin ascensor de forma cómoda y 100% segura.

Son muchos los tipos de sillas salvaescaleras que se pueden encontrar en el mercado, desde las más sencillas y ligeras hasta las más sofisticadas y modernas, dependiendo de su uso o de la persona que la va a utilizar.

¿Qué influye en la selección de un salvaescaleras?

Además del tipo de silla, también se tienen en cuenta otros factores a la hora de decantarse por un modelo u otro de silla para subir y bajar escaleras para personas mayores o discapacitadas. Por ejemplo, es importante conocer si el tramo que se quiera salvar gracias a la silla es recto o curvo, ya que dependiendo de este factor, se elegirá una u otra silla para bajar escaleras o subirlas.Para los tramos rectos, se instalará una silla capaz de subir y bajar las escaleras por un único raíl recto, mientras que en el tramo curvo, se deberá instalar un raíl y una silla para subir escaleras especial, adaptados a este tramo.

Para una total seguridad y comodidad de los usuarios de estos salvaescaleras, la silla para subir y bajar escaleras debe estar siempre disponible en el edificio. Del mismo modo, existen soluciones portátiles para que los propios usuarios puedan llevar su silla salvaescaleras consigo mismos.  Este tipo de sillas portátiles, muy ligeras y plegables, permiten subir y bajar las escaleras de cualquier edificio que no disponga de ascensor ni de alguna plataforma salvaescaleras instalada en el mismo.