Alquiler casas adaptadas para discapacitados: cómo adaptar la vivienda

Se estima que en Europa hay aproximadamente 83 millones de personas con algún tipo de discapacidad. Para el alquiler casas adaptadas para discapacitados, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta. Recuerda que las personas con discapacidad organizan sus vacaciones con mucho detalle, prestando especial atención al alojamiento. Debe estar perfectamente adaptado y equipado para satisfacer sus necesidades.

Alquiler casas adaptadas para discapacitados: adaptar la vivienda paso a paso

Respecto a la entrada de la vivienda, la puerta principal debe tener una anchura de al menos 80 centímetros para permitir el paso de una silla de ruedas. Además, las manillas e interruptores de luz en ningún caso tienen que estar por encima de los 140 centímetros.

En cuanto a las puertas del interior, deben tener como mínimo 75 centímetros de ancho, y no existir ningún tipo de desnivel entre los dormitorios.

Una de las estancias más importantes es la cocina. Para que pueda girar la silla de ruedas sin ningún tipo de dificultad, debe tener al menos 15 metros cuadrado de superficie. La placa de cocción tiene que estar como máximo a 85 centímetro de altura para que la persona discapacitada pueda acceder a él.

En el dormitorio, la altura de la cama no debe ser inferior a los 45 centímetros. Además, el colchón tiene que ser firme para mayor comodidad y seguridad.

Y, por último, en el baño las puertas tienen que abrirse sin dificultad, así que la instalación de una puerta corredera es una excelente opción. Para poder maniobrar, tiene que haber un espacio de 1,5 metros sin ningún obstáculo. El inodoro tiene que estar situado a entre 44 y 47 centímetros de altura.

Si tienes un alojamiento que quieres destinar al alquiler casas adaptadas para discapacitados, estas son las medidas que debes adoptar. En Multielevación podemos ofrecerte un abanico muy amplio de ayudas y soluciones técnicas.