Ascensores herméticos: mitos y realidades

Son muchas las personas, especialmente las que padecen claustrofobia, que se incomodan utilizando los llamados ascensores herméticos, aquellos que presentan una cabina totalmente cerrada y sin vistas al exterior. Lo cierto es que, pese a que pueda parecer que están cerrados herméticamente, no existen los ascensores herméticos como tal, ya que todos ellos deben cumplir con la normativa vigente y disponer de mecanismos de seguridad que permitan la entrada y salida de aire. Es conveniente hablar de ascensores cerrados, pero no  estaríamos ante ascensores herméticos, aunque se suele referir a ellos con este nombre incorrecto.

¿Cuáles son las características de los ascensores herméticos?

Los ascensores herméticos están perfectamente diseñados para garantizar la máxima seguridad de todos sus usuarios, aunque el ascensor sufriera algún tipo de daño y se quedara parado, quedando los usuarios encerrados en su interior. Para evitar que esto suceda, y aunque aparentemente funcione con total normalidad, es importante contar con un equipo profesional de mantenimiento de los mismos, que lleve a cabo revisiones periódicas para comprobar el perfecto estado y el correcto funcionamiento de los ascensores.

De esta forma, será más fácil anticipar un posible fallo en el funcionamiento del ascensor, reparar o cambiar cualquier pieza y evitar así que estos ascensores herméticos dejen de funcionar mientras llevan a usuarios en su interior. Hoy en día, todos los ascensores están perfectamente equipados y cuentan con todos los mecanismos de seguridad que marca la normativa. La calidad de los materiales de estos ascensores y contar con un servicio de mantenimiento profesional es clave para que podamos disfrutar del ascensor con total comodidad y seguridad.

¿Deseas solicitar presupuesto para nuestros ascensores? ¡No dudes en contactar con nosotros! Te ofreceremos un presupuesto a medida y sin compromiso para el tipo de ascensor que necesites.