Ascensor adaptado: características que debe tener

Un ascensor adaptado o accesible debe permitir el uso a todo tipo de personas con discapacidad o que se desplacen en silla de ruedas. Por ello, el ascensor adaptado debe cumplir la normativa vigente UNE-EN 81 70 de reglas de seguridad para la construcción e instalación de ascensores. Pero, ¿cómo debe ser un ascensor accesible?, ¿qué características hacen que un elevador sea un ascensor adaptado? En el siguiente post vamos a detallar las características que debe tener un ascensor adaptado para garantizar la total accesibilidad a las personas con discapacidad.

Una de las características principales es su acceso. Para que las personas con movilidad reducida o que se desplacen en silla de ruedas puedan acceder a él sin ayuda y con comodidad, es necesario que el espacio de entrada al ascensor sea lo suficientemente amplio como para permitir las maniobras pertinentes.

¿Cómo es el interior de un ascensor adaptado?

En cuanto al interior del ascensor adaptado, la cabina deberá tener unas dimensiones mínimas de 100 cm de ancho y 125 cm de fondo. Además, deberá haber en el interior un pasamanos situado a una altura de 90 centímetros para llegar cómodamente desde una silla de ruedas y, del mismo modo, se recomienda la existencia de un espejo en el interior.

Los botones del ascensor adaptado deberán estar situados a una altura de 90 cm mínimo o 100 cm como máximo y situados lo más próximos posible a la puerta del elevador. Las señales acústicas, visuales y la correcta iluminación de la cabina también son otros de los factores o características a tener en cuenta en cualquier ascensor adaptado.

En Multielevación, empresa líder en la instalación y mantenimiento de todo tipo de plataformas elevadoras, te ayudamos a elegir el mejor ascensor adaptado para su edificio. Contacta con nosotros para solicitar más información o para recibir un presupuesto personalizado para su ascensor adaptado sin ningún tipo de compromiso.