Consejos de mantenimiento para sistemas de elevación

Cualquier máquina, sea del tipo que sea, necesitará de ciertos cuidados. Nos referimos a las tareas de mantenimiento, trabajos totalmente necesarios para mantener en buenas condiciones tu sistema de elevación. Hoy en día, se pueden adquirir soluciones salvaescaleras a precios asequibles, en una sociedad en la que cada vez estamos más concienciados con la necesidad de suprimir las barreras arquitectónicas para asegurar la igualdad de movimiento entre todos los usuarios. En cualquier caso, estos aparatos requieren de ciertas tareas de mantenimiento con el objetivo de garantizar la seguridad de los mismos y para mantenerlos en unas condiciones óptimas de conservación durante más tiempo.

Entre las principales tareas de mantenimiento en un elevador vertical podemos destacar las revisiones periódicas. Durante estas acciones se aprovecha para limpiar, engrasar y ajustar las articulaciones y las conexiones eléctricas. Por otra parte, los elevadores que cuentan con la norma EN 81-41 cuentan con un sistema de seguridad para evitar problemas por sobrecargas. En cualquier caso, las revisiones periódicas deberán realizarse para garantizar el buen estado del aparato y evitar posibles incidencias y averías de mayor consideración, que pueden suponer un importante desembolso de dinero. Las labores de mantenimiento también serán necesarias para cualquier otra solución salvaescaleras a precios económicos, como las sillas subeescaleras. La utilización de estos aparatos deberá realizarse según las especificaciones que aparecen en su ficha técnica.

Desde Multielevación queremos hacer hincapié en los beneficios de realizar las tareas de mantenimiento necesarias a los sistemas de elevación, del mismo modo que respetar las condiciones de uso determinadas por el fabricante del aparato. Respetar el peso máximo y el número de personas autorizado a usarlo simultáneamente. Además de estas consideraciones, será necesario llevar a cabo tareas adecuadas de limpieza para estos aparatos.

Si en algún momento su sistema de elevación presenta algún problema o deja de funcionar es necesario contactar con el fabricante o el instalador para reparar estos aparatos. Será esencial que dichas averías sean subsanadas por técnicos cualificados para garantizar las condiciones de seguridad necesarias para la utilización de estos sistemas. Además, es el modo más eficaz de garantizar una solución rápida y eficiente, evitando otras desperfectos de mayor consideración.