Montacargas domésticos: qué son y para qué se usan

Los llamados montacargas domésticos son aquellos montacargas de menor tamaño que pueden ser instalados en viviendas, empresas o restaurantes donde se requieran este tipo de elevadores capaces de cargar hasta 100 kilogramos. A diferencia del resto de montacargas de mayor tamaño, especialmente diseñados para hoteles o grandes restaurantes donde se requiera una mayor capacidad de carga, los montacargas domésticos son ideales para instalar en aquellos espacios más reducidos donde las cargas vayan a ser menores y de poco peso.

Los montacargas domésticos pueden tener infinidad de usos, dependiendo de las necesidades por las que han sido instalados. Por ejemplo, son herramientas muy útiles para transportar documentos en oficinas o empresas; libros para las bibliotecas o librerías; instrumental médico para clínicas u hospitales y pequeñas cargas para uso doméstico o comercial. Cada vez, son más las viviendas que deciden instalar un montacargas doméstico para una mayor comodidad y confort, ya que son capaces de elevar pequeñas cargas entre las distintas plantas de la vivienda, con la capacidad de hacer varias paradas. Dependiendo de las necesidades o de las características del edificio donde vayan a ser instalados, los montacargas domésticos podrán tener un mayor o menor tamaño, velocidad, capacidad de carga, etc.

Las mejores marcas y modelos

En Multielevación, empresa especializada en la instalación y mantenimiento de todo tipo de plataformas elevadoras, contamos con una amplia gama de montacargas domésticos. Disponemos de los mejores marcas y modelos del mercado, siempre dando a nuestros clientes la posibilidad de que elijan las características finales de nuestros productos, según cuales sean sus necesidades. ¿Estás buscando un montacargas doméstico que se ajuste a lo que realmente necesitas y quieres solicitar un presupuesto gratuito, sin compromiso y totalmente personalizado? ¡Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos lo antes posible!