¿Qué hacer si te quedas atrapado en el ascensor?

Es bastante frecuente el miedo a quedarse atrapado en el ascensor. No solo se trata de un temor de aquellas personas que tienen pánico en los espacios reducidos, sino de una situación nada agradable para cualquiera al que le toque vivirla. En realidad, las medidas de seguridad y el mantenimiento de los ascensores es clave para evitarlas. Pero, los problemas técnicos o los relacionados con el suministro de electricidad pueden llevar a que se produzca, aún pese a haber tomado todas las medidas de prevención posibles. Hoy queremos ayudarte a estar preparado para ello. Y si nunca te pasa, pues conocerás unos cuantos consejos de psicología que podrán serte útiles en otros casos similares.

Atrapado en el ascensor: qué no hacer

  • Entrar en pánico. No solamente no te ayudará, sino que hará la espera hasta que acudan profesionales mucho más larga. De hecho, podrías tener alguna complicación respiratoria por ansiedad que solo empeorará la situación.
  • Pulsar todos los botones como loco. Puede que en ese momento tu cerebro piense que la solución es arrancar el ascensor con dicha acción, pero no lo conseguirás y podrás dañar alguna pieza que luego habrá que reparar.
  • Pensar que te quedarás allí para siempre y te quedarás sin oxígeno. Es una fantasía relacionada con el miedo a quedarse atrapado en el ascensor. Los equipos actuales tienen instalados sistemas de ventilación que impedirán algo que solo se ve en las películas.
  • Intentar forzar las puertas o salir por las trampillas. Salvo que seas un profesional que conoce a la perfección el funcionamiento de un ascensor, no es nada recomendable. De hecho, puedes ocasionar daños que impidan a quién te rescate hacer su trabajo.

Salir de una situación como la de estar atrapado en el ascensor

Mantener la calma es la principal prioridad ante una situación como esta. Lo siguiente pasa por avisar para solicitar ayuda. Puedes hacerlo directamente desde el teléfono del ascensor aunque, si una vez pedida quieres hablar con alguien, puedes llamar a un amigo o familiar si cuentas con cobertura. Eso sí, lo más probable es que no la haya, con lo que la recomendación es evitar esa acción automática para no preocupar a los más cercanos y para evitar un ataque de ansiedad. Ten en cuenta que el rescate suele ser rápido, respira hondo que enseguida llegan. Para evitar estos casos, mejor contar con la ayuda de un profesional, en Multielevación somos expertos en mantenimiento de ascensores.