Rampas elevadoras: usos y características

Las rampas elevadoras, uno de los tipos de plataformas salvaescaleras para personas discapacitadas o de movilidad reducida más comunes, permiten a este tipo de personas salvar obstáculos como escaleras de forma sencilla y segura. Estas rampas elevadoras pueden estar instaladas en los accesos a edificios públicos o privados, pero también en los accesos a los transportes públicos, como los autobuses. De esta forma, una persona que se desplace en silla de ruedas puede acceder a estos edificios o vehículos con total independencia y comodidad.

Una opción muy popular

Existen rampas elevadoras de todo tipo de materiales y características, dependiendo del uso que se le vaya a dar, de las necesidades o del lugar donde va a ser utilizada. De esta forma, podemos encontrar rampas móviles y plegables o rampas elevadoras fijas. Además de con las rampas elevadoras, la accesibilidad a los edificios puede garantizarse con otro tipo de plataformas salvaescaleras, como sillas salvaescaleras, plataformas de elevación, orugas, etc. Las rampas elevadoras son, quizás, la opción más económica y de más fácil instalación, por lo que se convierte en una de las plataformas preferidas para ser instaladas en la mayoría de edificios de nuestro país. Estas rampas, sea cual sea el tipo elegido, deben responder a la normativa europea que rige las medidas, así como otros aspectos técnicos como la inclinación que debe tener mínima y máxima para garantizar la seguridad de aquellas personas que vayan a hacer uso de ellas.

¿Estás pensando en adquirir rampas elevadoras o cualquier otro sistema de elevación? En Multielevación contamos con un amplio catálogo de rampas elevadoras y demás plataformas de elevación. Además de nuestros productos de primera calidad, también somos expertos en la instalación y mantenimiento de los mismos. Solicita ya tu presupuesto sin compromiso o solicita más información sobre nuestros distintos productos y servicios. ¡Te esperamos!