Tipos de elevadores para silla de ruedas

Las barreras arquitectónicas son uno de los muchos problemas que las personas que viven encaramadas a una silla de ruedas deben enfrentar en su día a día. Por fortuna, la conciencia social sobre esta cuestión ha ido en aumento con el paso de los años, y actualmente los elevadores para silla de ruedas se entienden ya como un elemento imprescindible del día a día. ¿Sabes cuántos tipos hay en el mercado?

Tipos de elevadores para silla de ruedas

Independientemente del ascensor tradicional, las personas con diversidad funcional pueden hacer uso en los edificios modernos de numerosas clases de elevadores para silla de ruedas perfectamente adaptados a sus necesidades. Éstos les permitirán una mejor accesibilidad, igualmente, a todas aquellas personas que vean sus capacidades limitadas por cualquier problema de movilidad reducida. Las categorías más habituales que podrás encontrarte son las siguientes.

Salvaescaleras

Se trata de uno de los mecanismos más populares para salvar las escaleras que hay en los recibidores de edificios o comercios. No requiere ningún tipo de reforma, una ventaja añadida a su utilidad práctica.

Elevadores vertical de corto recorrido.

Los reconocerás por su peculiar cabina abierta. Se trata de un modelo altamente aconsejable para hacer frente a pequeños desniveles, pudiendo superar aquellos que lleguen, incluso, a los tres metros de altura. Los elevadores verticales tienen la ventaja incuestionable de que no roban ningún tipo espacio a la escalera, ya que se instalan de formas externa a ella, adaptándose por consiguiente a cualquier espacio. Además, las reformas para incorporar este sistema son mínimas, si bien todo depende del espacio en concreto.

Ascensores de velocidad reducida

También conocidos como ascensores domésticos, esta categoría de elevadores silla de ruedas destacan por ser la solución más barata, pero no por ello la peor. Requieren de pocas especificaciones técnicas para su instalación y mantenimiento, menos incluso que los ascensores de toda la vida. Pueden transitar hasta cuatro o cinco plantas. Resultan especialmente atractivos para viviendas particulares de personas en silla de ruedos y comercios que quieran mejorar su accesibilidad.

Si estás interesado en adquirir alguno de esos modelos, visita nuestro catálogo en Multielevación.