Elevador Vertical Corto Recorrido: todo lo que necesitas saber

La accesibilidad es una de las grandes obsesiones de la vida moderna. A menudo, el mundo que diseñamos no está adaptado para aquellas personas que carecen de la movilidad necesaria como para transitar por espacios dificultosos como pequeñas escaleras o descansillos. Y es probable que no nos planteemos esto hasta que vivamos en nuestras propias carnes esa situación, bien por nosotros mismos o por la convivencia con un familiar o allegado que utiliza silla de ruedas. ¿Qué hacer cuando se dan estas circunstancias? El elevador vertical de corto recorrido es la mejor solución.

Elevador vertical de corto recorrido

El elevador vertical de corto recorrido es el mecanismo que da la opción a los usuarios con movilidad reducida de salvar obstáculos en tramos de recorridos cortos hasta una distancia de 3 metros. Se trata de un remedio solvente y seguro, especialmente pensado para todas aquellas personas que se desplazan en sillas de ruedas. A continuación, te presentamos sus ventajas más destacables.

  • Versatilidad. Podrás instalarlo tanto para interiores como para exteriores
  • Instalación. Su instalación es muy rápida, barata y, en ocasiones, ni siquiera requiere obra a mayores.
  • Variedad. Podrás encontrar una enorme cantidad de modelos cuando elijas instalarlos. Elige el que más se adapte a las necesidades de tu caso específico, ya que existe una gran variedad de medidas y terminaciones en el mercado.
  • Manejo sencillo. Son muy fáciles de utilizar. No exigen de grandes conocimientos técnicos y cualquier persona podrá familiarizarse con su sistema.
  • Discreción. Se tratan de mecanismos discretos, cómodos, modestos y que apenas emiten ruido.
  • Bajo mantenimiento. Su sencillez deriva en las reducidas operaciones de mantenimiento que requieren estos sistemas. Pese a usarse diariamente, no exigen de grandes gastos en este sentido.

Ya hemos visto sus virtudes. Pero, ¿en qué situaciones pueden instalarse?

Comunidades de propietarios

Los edificios a menudo cuentan con pequeñas escaleras o grandes escalones y descansillos que dificultarán el acceso. El elevador vertical corto recorrido pueden ser el mejor remedio cuando haya vecinos que presenten problemas de discapacidad.

Accesos a parkings o subterráneos

Se trata de uno de los ejemplos más habituales en accesos exteriores.

Domicilios particulares

Dentro de la propia vivienda, muchas veces se encuentran algunas zonas complejas cuyo acceso puede facilitarse mediante la implementación de esta cómoda medida.