Principales tipos de escaleras de piscinas para minusválidos

Cada vez es más frecuente la incorporación de escaleras de piscinas para minusválidos que se adapten a distintos tipos de necesidades. La implantación de estas estructuras permite el uso por parte de personas de movilidad reducida. Incluso existe una normativa específica para facilitar el acceso en piscinas públicas de usuarios con algún tipo de discapacidad.

Escaleras de piscinas para minusválidos: principales tipos

Existen distintos tipos de escaleras de piscinas para minusválidos, desde un peldaño doble que se puede acoplar a las estructuras existentes facilitando el apoyo del pie hasta elevadores hidráulicos o eléctricos para casos más graves. Puedes encontrar muchos modelos y variedades, pero los más destacados son:

  • Desmontables. Su principal ventaja es que se pueden colocar donde quieras. Están fabricadas en aluminio o plástico resistente y son ligeras y fáciles de mover de un lugar a otro.
  • Romanas. Se instalan directamente en el interior de la piscina. Son fabricadas en bloque y cemento y decoradas con baldosas. En algunos casos incluyen colores para hacerlas más vistosas y se juega con el tamaño y la forma dependiendo del modelo fabricado.
  • Bestway. Es una marca de escaleras de piscinas para minusválidos que ofrece un modelo innovador que consta de una estructura desmontable con forma de campana. Se usan para piscinas hinchables o portátiles grandes. El diseño que poseen hace que la mitad de la escalera quede dentro de la piscina y la otra mitad por fuera.
  • Prefabricadas. Se llaman así porque están creadas para ser colocadas en casi cualquier tipo de piscina. Se construyen con material acrílico para que sean ligeras y fáciles de mover de un espacio a otro. Algunas se confeccionan con aluminio y suelen disponer de pasamanos.

¿Quieres comprar escaleras de piscinas para minusválidos para tu vivienda particular o tu comunidad? En Multielevación somos especialistas en este tipo de estructuras y contamos con expertos que te asesorarán sin compromiso. ¿Hablamos?