Tipos de montacargas: descubre todos los modelos que existen

Los montacargas son tecnologías elevadoras que permiten transportar cargas de distintas condiciones. Están pensados para un uso industrial más que para trasladar personas. Se forman por una parte fija de guiado más una plataforma que sirve de base. Así, el conjunto se desliza verticalmente a través de la guía. Existen varios tipos de montacargas. ¿Quieres saber cuáles son?

Tipos de Montacargas

Los montacargas pueden clasificarse de varias maneras. En primer lugar, está su sistema de funcionamiento. Por otra parte, las necesidades específicas para las que se use también pueden servir como indicador a la hora de establecer una taxonomía; sobre todo en lo que respecta al tipo de carga que llevan y al lugar donde están instalados (una fábrica, un almacén, una vivienda…).

En cuanto a su funcionamiento, diferenciarás distintos sistemas de tracción. Los más importantes son los hidráulicos y los de condición eléctrica o electromecánica.

Tipos de montacargas: Hidráulicos

Es el modelo más popular en la actualidad. En ello influyen su sencillez de manejo y de instalación. También su precio de mantenimiento, más asequible que en otros casos.

Funciona mediante un grupo hidráulico, como su propio nombre indica. Éste se forma por un motor y una bomba. De ese modo, opera mediante la inyección de un líquido hidráulico a uno o varios cilindros, que a través de los cables ordenan a la plataforma ir hacia arriba o hacia abajo.

La distancia que recorren estos tipos de montacargas es escasa. Puede llegar a unos 12 metros, más o menos. Traduciendo esa medida ea niveles, no superaría los 5 pisos. Un buen ejemplo que ofrece el mercado sería el PRV-2.

Tipos de montacargas: Eléctricos o electromecánicos

Los modelos eléctricos funcionan haciendo que la plataforma vaya hacia arriba por mediación de la energía que genera el motor. Para que éste pueda hacer su trabajo con normalidad, se le aporta un contrapeso.

Existen diferentes subcategorías dentro de los montacargas eléctricos. Para empezar, están los sistemas más modernos, constituidos por variadores de frecuencia y motores sin engranajes de imanes. No obstante, también hay otros que utilizan motores reductores de condiciones diversas.

Ahora bien, ¿son los montacargas para personas? No es lo más habitual ni recomendable, pero sí existen algunos modelos específicos adaptados para usuarios de sillas de ruedas. En Multielevación puedes consultar un amplio catálogo de sistemas que buscan ofrecer soluciones para personas con movilidad reducida. ¿Te animas?